Entrenador!es

Entrenador!es

Entrenador!es
Menu
Ir arriba

31 julio, 2017

Vencer o aprender, pasar al siguiente nivel

vencer o aprender

Hace poco uno de mis chicos apareció en mi sala de entrenamiento con una camiseta que ponía “Take it to the next level”. La colgaría en una de las paredes, porque tanto la vida como el entrenamiento consisten en eso… En seguir avanzando. Pido perdón a mis lectores, por haber dejado “de lado” temporalmente esta columna, pero he estado estudiando y contando otras cosas que están más cerca de la divulgación, que de la opinión.

Estas líneas las escribo a pocas horas de tomarme unas “minivacaciones”, cuando estoy a punto de colgar por unos días las zapatillas naranjas, el uniforme de PERFORMA, el pulsómetro, el ordenador y demás… Me lo voy a quitar todo para ser “Sara” a secas. Sin nada más. Sin etiquetas. Para mí estar “sin camiseta” es pasar tiempo con mi gente.

Escribo estas líneas después de visitar una librería con mi mejor amigo. Quiere que lea algo que no esté relacionado con el entrenamiento. “Te va a venir bien desconectar”- me dice. Accedo, pero a medias. Me recomienda una novela de un famoso literato, pero no paso de la cuarta página. La historia (de amor, rencores, ambiciones y redacciones amarillistas) me resulta completamente ajena. “Venga mujer, dale una oportunidad”, me aconseja. Pero no puedo, la vida es demasiado corta como para invertir tiempo leyendo el libro equivocado.

En su lugar compro Vencer o aprender, de John Kavanagh (@John_Kavanagh), el entrenador de Conor McGregor. Un ingeniero que acaba siendo uno de los mejores entrenadores de lucha del mundo.

Las cosas siempre pasan por algo y el libro de John Kavanagh tenia que caer en mis manos sí o sí. Siempre sentí predilección por el boxeo. Cuando era una niña mi bisabuelo me ponía combates en la tele a las tantas de la madrugada. Es algo que sigo haciendo ahora con las MMA (Artes Marciales Mixtas), veo combates de la UFC en mis noches de insomnio y los disfruto en silencio cuando todo el mundo duerme. Estudiar Historia del Deporte y conocer la existencia del Pancracio, un combate cuerpo a cuerpo, sin reglas, en la Antigua Grecia, me ayudó a comprender un poco más los orígenes de esta disciplina, de la que sabe mucho, mi compañero Jorge García

El libro de John Kavanagh no trata sólo de las MMA o de su relación con Conor McGregor (tengo ganas de verle pelear el 26 de agosto contra Mayweather), un personaje inimitable, listo donde los haya, capaz de convertir un momento de bajón en un éxtasis. Pero la obra va mucho más allá de Conor, habla sobre un mal que crece: el Bullying, padecido por los niños más vulnerables y de cómo afrontarlo con el apoyo del deporte.

La relación del entrenador John Kavanagh con la lucha nace de la injusticia: Una noche mientras paseaba con su novia vio como un grupo de individuos pegaba a un ciclista en plena calle. Se metió y acabó malherido. Aquello marcó un antes y un después.

Estamos ante la biografía de una persona que decidió apostar por su sueño, a pesar de los desencuentros con su familia. “Anda, búscate un trabajo de verdad”, le decían sus padres cuando dejó la ingeniería por el entrenamiento. Una frase que me resulta familiar… Vencer o aprender es el lema del SBG, el gimnasio que John Kavanagh levantó con su esfuerzo, pasando apuros económicos, durmiendo en colchonetas, trabajando como portero de bares. Un gimnasio que pasó de ser un cobertizo a convertirse en un referente mundial.

Es una historia tremendamente humana, llena de reveses, sacrificios y victorias.

“Aquella noche fue la mejor de mi vida profesional. Había abierto el gimnasio de mis sueños, tenia 4 luchadores compitiendo… Pero lo mas importante de todo era que mis padres estaban allí para verlo. Después de tantos años de desacuerdo sobre el rumbo que tomaba mi vida. Fue mi oportunidad para demostrarles que el ingeniero no había malgastado su tiempo… “

Me he reído, vibrado con la narración de cada velada y emocionado. No os voy a engañar, después de leer ese capítulo rompí a llorar en mi cuarto con la sensación de que alguien al otro lado del mundo había pasado por situaciones similares a las mías y lo había conseguido. “From coach to coach: Thank you so much for your book Mr. Kavanagh”, le dije a través de Instagram. 

“¡Que los grandes literatos perdonen a Sara Tabares, pero le gustan los libros que escriben los tíos de la MMA!”, me dice mi amigo, entre risas, al salir de la tienda.

Este curso ha sido importante para mí. Mucho. El libro de John Kavanagh ha sido el broche de oro, la reafirmación de que todos los pasos que he dado en mis últimos años han sido los correctos.

“Solo un pequeño porcentaje que viene a mi gimnasio lo hace para competir, muchos acuden para mejorar su salud o calidad de vida, cuando lo conseguimos, para mí es como una victoria en la UFC”

Para mí también, John. Mis clientes no tienen a Mc Gregor, Jonny Bones o Ronda Rousey como oponentes, pero pelean contra adversarios duros como el cáncer, la hipertensión y la obesidad. Cada combate ganado contra alguno de esos tres es una lección de vida de la que me hacen partícipe, me llena de orgullo y hace que todo valga la pena.

He aprendido que jamás ganarás ningún partido si juegas solo. Nunca me cansaré de repetirlo: Los mejores profesores han sido mis propios compañeros. Termino Julio con ganas de dar abrazos a mucha gente, con la sensación de victoria compartida. De haber realizado un gran esfuerzo apoyada por mi familia y mis amigos, a los que doy las gracias por tantas cosas y pido perdón por todas las demás.

Es cierto, los que amamos el deporte encontramos en él “ese algo” que nos vuelve locos, nos obsesiona de forma enfermiza, nos hace correr riesgos, luchar, pero sin el cual no seríamos capaces de superar todo lo que se nos pone por delante por muy difícil que sea.

Mientras termino esta columna recibo un whatsapp de uno de mis chicos: “Tengo un regalo para ti. No hace falta que te compres la camiseta”. Take it to the next level.

Termino Julio pensando en que sólo hay dos opciones: vencer o aprender. Rendirse no la contemplo. Asumo que a veces hay que frenar, pero que no podemos permitirnos parar nunca. Solo así podremos “pasar al siguiente nivel”.

“Take it to The next level”. Feliz verano.

Vencer o aprender

Puedes comprar “Vencer o aprender” en Amazon o en cualquier librería.

Sara Tabares es entrenador personal en Valencia, periodista y directora de PERFORMA Entrenadores Personales. Puedes leer el resto de sus artículos aquí.
Artículo por

Sara Tabares

Directora de PERFORMA Entrenadores Personales, Máster Universitario en Actividad física y Salud, MAT Jumpstart Certified, directora del programa "Ser Saludable" en Cadena SER y colaboradora de BeOk, también en Cadena SER.


Ver más artículos de
Buscar en Entrenador!es
Artículo por:

Sara Tabares

Directora de PERFORMA Entrenadores Personales, Máster Universitario en Actividad física y Salud, MAT Jumpstart Certified, directora del programa "Ser Saludable" en Cadena SER y colaboradora de BeOk, también en Cadena SER.


Ver más artículos de