Entrenador!es

Entrenador!es

Entrenador!es
Menu
Ir arriba

19 febrero, 2018

Amnesia glútea: ¿Qué es y cómo entrenar para evitarla?

amnesia glutea

Hoy en día son muy comunes aquellos trabajos donde nos pasamos el día sentados frente al ordenador, o sin mover apenas el tren inferior. Esto, prolongado a lo largo del tiempo, puede provocar un síndrome llamado “amnesia glútea”. Con este término se pretende indicar un olvido del músculo glúteo mayor, uno de los más fuertes del cuerpo y más importantes en la estabilidad lumbopélvica.

Este olvido dentro del esquema corporal lleva a que dicha acción de extensión de cadera y de estabilización deba de ser suplida por otros músculos. Es entonces cuando entra en acción un sinergísta del Glúteo mayor, los isquiotibiales o isquiosurales.

Hablamos de un correcto timing de reclutamiento (orden de entrada de activación muscular) en la extensión de cadera cuando el movimiento es comenzado por el glúteo mayor, seguido de isquiotibiales, el paravertebral del  lado contrario y el paravertebral del mismo lado. Si el glúteo mayor está inhibido, aumentaría la activación del isquiotibial, lo que daría lugar a un efecto dominó dentro del esquema motor:

  1. Mayor activación y un acortamiento de la musculatura isquiotibial provocaría un bloqueo pélvico en retroversión. Pudiendo provocar a la larga dolores lumbares por estiramiento de los ligamentos sacroiliacos y lumbosacros, sobreactivación de cuadrado lumbar, etc.
  2. Mayor inestabilidad lumbosacra y sacroiliaca, lo que puede dar lugar a una mayor probabilidad de lesiones discales.
  3. Mayor probabilidad de sobrecarga o rotura muscular en isquiotibiales por sobreuso.
  4. Mayor probabilidad de luxación anterior de cadera, por la acción de estabilización de la cabeza femoral del glúteo mayor. Una extensión de cadera con un isquiotibial dominante no provoca un buen deslizamiento de la cabeza femoral, llevando esta hacia anterior.

Estos serían solo algunos de los peligros de tener isquiotibiales dominantes en la extensión de cadera por un glúteo inhibido.

Por todo ello, es de vital importancia en deportistas de cualquier disciplina donde se realicen sprints u otros movimientos explosivos entrenar al cuerpo en una correcta activación del glúteo mayor primero, para más tarde trabajarlo dentro de un correcto timing de extensión de cadera. Para ello existen varios ejemplos de ejercicios donde la musculatura glútea y la isquiotibial sí trabajan como sinergistas en estos movimientos.

En la progresión de estos ejercicios, que habitualmente trabajo como entrenador personal en Madrid, podríamos empezar realizando tareas en posiciones horizontales supinas o pronas para quitar así la carga gravitatoria en el gesto y poder incidir en la sincronía muscular, pero sería casi de obligado cumplimiento terminar por ejercicios en vertical o bipedestación. Esto es debido a que los gestos funcionales en el deporte casi siempre van a partir de una posición erguida, ya sea un sprint, un salto o un cambio de dirección.

Artículo por

Juan Ruiz

Director en Centro de Entrenamiento Personal JRL. Máster en Entrenamiento en Alto Rendimiento Deportivo por el COE. Ldo. Ciencias de la actividad Física y del Deporte.http://cepjuanruizlopez.com/


Ver más artículos de
Buscar en Entrenador!es
Artículo por:

Juan Ruiz

Director en Centro de Entrenamiento Personal JRL. Máster en Entrenamiento en Alto Rendimiento Deportivo por el COE. Ldo. Ciencias de la actividad Física y del Deporte.http://cepjuanruizlopez.com/


Ver más artículos de