Entrenador!es

Entrenador!es

Entrenador!es
Menu
Ir arriba

25 agosto, 2021

Cómo elegir Entrenador Personal

Empieza la nueva temporada y, con ello, los nuevos propósitos. Hace tiempo ya que en lo que se refiere a actividad física y estilo de vida saludable, estos nuevos propósitos se adelantan anualmente de Enero a Septiembre. Las cifras de altas en centros deportivos y contratación del servicio de entrenador personal, ya sea en una instalación deportiva que ofrece este servicio, o bien en un centro de entrenamiento personal especializado, lo confirman.

 

Elegir el entrenador personal adecuado es una decisión determinante. No todos son iguales, como no todos los clientes requieren los mismos resultados, o cuentan con las mismas circunstancias personales. El entrenamiento personal no es como la medicina donde las pautas de actuación en función del diagnóstico están estandarizadas en líneas de tratamiento. Si todos los entrenadores personales estuvieran actualizados en cuanto al conocimiento científico, y lo siguieran y respetaran, estaríamos en un escenario similar al de la medicina pero, por desgracia, la realidad dista mucho de esta utopía. Además, el entrenador no solo debe disponer de la formación adecuada, también debe rodearse de otros profesionales que le ayuden en todas aquellas parcelas donde su formación, por muchos títulos que tenga, y por mucho que se esfuerce en hacérnoslo creer, nunca estará a la altura.

 

Las condiciones más importantes que deben darse para que el entrenamiento personal alcance su máxima capacidad de obtención de resultados y mejora de la salud y calidad de vida, son las siguientes:

 

  • FORMACIÓN: El entrenador personal debe ser Licenciado o Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Cualquier otra titulación, incluido Fisioterapia, carecerá del conocimiento y práctica mínima necesaria para el correcto desempeño del servicio y la profesión. Comunidades como Madrid o Cataluña, entre otras, ya han regulado legalmente la profesión y así lo han establecido.

 

  • SEGURIDAD: Todo entrenador personal debe estar protegido por un seguro de responsabilidad civil. Este seguro debe cubrir a quien presta el servicio, que es quien le facturará. Si le factura la instalación, deberá asegurarse de que la instalación o empresa que la gestiona, tenga un buen seguro de responsabilidad civil locativa (en caso de dañarse con alguna máquina o elemento de la instalación) y por mala praxis, por si el daño sufrido fuera por una mala actuación del entrenador personal. En caso de que quien preste el servicio, y por tanto le facture, sea el entrenador personal, deberá asegurarse de que sea este quien disponga de la cobertura adecuada. Los seguros de responsabilidad civil de empresas cubren a sus empleados, no a los entrenadores personales autónomos. Si su entrenador personal fuera un colaborador autónomo asegúrese de que esté bien cubierto, y capacitado legalmente para el ejercicio de la profesión, o puede tener un disgusto.

 

  • INTEGRACIÓN: Tal y como decíamos antes, sólo el entrenador personal Graduado o Licenciado en Ciencias de la Actividad Física dispone de la capacidad y el conocimiento para desarrollar un plan de entrenamiento y actividad física adaptado a sus objetivos, necesidades y circunstancias personales. Por la misma razón, carece del conocimiento, por muchos títulos que pueda acreditar, y por mucho que se empeñe en convencernos, para colmar las necesidades que un abordaje completo requiere. Para determinar la alimentación adecuada en cada caso, debe disponer de un Médico especialista en Endocrinología y Nutrición o un Graduado en Nutrición Humana y Dietética (Dietista-Nutricionista). Para cualquier condicionante músculo esquelético deberá contar con un Fisioterapeuta, y para poder determinar dónde se encuentran los límites de la salud que garanticen que nunca se hará nada que les puede perjudicar a corto o largo plazo, deberá disponer de un médico con especialidad en Medicina Deportiva. Muchos clientes disponen de condicionantes para la práctica deportiva que exigen que se deba adaptar el entrenamiento y jamás realizar actividad física destinada a la población general. Casos de medicación crónica para el tratamiento de cualquier enfermedad, Hipertensión Arterial, Diabetes, enfermedad cardiovascular de cualquier tipo, y un largo etcétera exigen la supervisión por parte de un médico deportivo.

 

  • RECURSOS: El entrenador personal debe disponer en todo momento de toda la maquinaria para poder realizar correctamente su trabajo. Igual que un mecánico, pintor, cirujano o cualquier otra profesión que requiera herramientas. Sólo así podrá adaptarse al plan de entrenamiento y la hoja de ruta. En caso de tener que adaptarse a la maquinaria o herramientas que el resto de usuarios vayan dejando disponible, no podrá seguir un plan profesional de trabajo y el servicio prestado será similar al de cualquier otro usuario de la instalación pero con compañía.

 

  • SIEMPRE EL MISMO ENTRENADOR PERSONAL: De todas las herramientas necesarias para obtener los resultados deseados de la manera más rápida y segura posible, la más importante y determinante es el propio entrenador personal. Si resulta fundamental que este disponga de toda la maquinaria en todo momento, no puede darse la situación de que el entrenador personal vaya cambiando. SOLO el entrenador personal es conocedor de los pequeños detalles, que no se pueden dejar por escrito, y que determinan la constante evolución en un marco de total efectividad y seguridad. Imaginad una clase de tenis, golf, o incluso una clase en el colegio o Universidad donde cada vez tuvieran los alumnos que explicarle al profesor por dónde iban, o incurran en contradicciones con el resto de profesores. No es profesional. El cambio de profesional en un entorno deportivo puede tener su sentido cuando el objetivo es la diversión, puesto que cada uno tiene su personalidad y manera de hacer las cosas, pero NUNCA cuando se quiere realizar un abordaje profesional donde el objetivo sea alcanzar la máxima efectividad, eficiencia y seguridad.

 

  • COMODIDAD: Los beneficios obtenidos a través de la actividad física planificada no dejan de ser una respuesta a un estímulo externo. Exactamente igual que tomar el sol. Si el estímulo desaparece, los beneficios desaparecen. Si el estímulo cambia, los beneficios cambian. Es por ello que la variable más importante es la sostenibilidad. De nada servirá si alcanzamos unos resultados pero no somos capaces de mantenerlos a largo plazo, incluso para el resto de nuestra vida. En el momento en que desaparezca el estímulo, los resultados y beneficios desaparecerán, por muchos años que hayamos estado entrenando. En este punto, la comodidad es clave en tanto en cuanto determina la sostenibilidad. Ante misma efectividad y eficiencia, cuanto más cómodo se encuentre el cliente más sostenible será. Nadie se plantea una vida acudiendo a una instalación o a trabajar con un entrenador personal donde no está totalmente cómodo o cómoda. Es por ello que detalles como los cuartos de baños, ducha y aseo de uso individual , las salas de entrenamiento también de uso individual donde podremos elegir temperatura, música o iluminación, pero también un sin fin de detalles, en algunos casos evidentes, en otros casos de carácter más personal, aportan sostenibilidad en la medida en la que aumentan la comodidad de los clientes.

 

Todo esto, que puede parecer una quimera, una mezcla imposible de encontrar, no lo es. El Centro de Entrenamiento Personal Juan Ruiz Lopez en Madrid lleva ofreciendo un servicio de estas características desde hace una década, y PERFORMA Entrenadores Personales en Valencia, el primer centro de entrenamiento personal del mundo con una antigüedad de veinte años, considerado a día de hoy el mejor del país, dispone de tres instalaciones, con dos salas de entrenamiento gemelas en cada centro, donde entrenan a una sola persona por hora, sala, entrenador y cuarto de baño, por lo que cada centro cierra para dos personas cada hora y cada cliente dispone de su propio cuarto de baño de uso individual perfectamente equipado para la ducha y el aseo. Además de incluir en el precio a su médico deportivo y a su médico endocrino, también cuentan con Fisioterapéutas. El entrenador personal es siempre el mismo, responsabilizándose este en todo momento de la planificación, efectividad y seguridad del cliente y todos son Graduados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

 

Como podéis observar, la elección de entrenador personal es algo fácil si disponemos de la información adecuada, y le dedicamos tiempo a buscar y comparar opciones. Piensa que tu salud y calidad de vida están en juegos, y una mala elección puede traer consecuencias, en ocasiones irreversibles, que evitaremos con criterio, una buena búsqueda, tiempo, y paciencia.

Artículo por

ENTRENADOR!ES

Los mejores entrenadores personales y preparadores físicos del país en un mismo bloghttp://www.entrenador.es


Ver más artículos de
Buscar en Entrenador!es
Artículo por:

ENTRENADOR!ES

Los mejores entrenadores personales y preparadores físicos del país en un mismo bloghttp://www.entrenador.es


Ver más artículos de