Entrenador!es

Entrenador!es

Entrenador!es
Menu
Ir arriba

6 marzo, 2018

Michael Boyle: Cómo mejorar la velocidad de pies y agilidad

mejorar la velocidad de pies y agilidad

Un par de temas abiertos en el foro de StrengthCoach.com me ha hecho pensar sobre el entrenamiento de velocidad y agilidad de pies. Ya no recuerdo las veces que he escuchado a un padre o a un entrenador preguntar sobre cómo mejorar este aspecto en un cliente o en su propio hijo o hija. Todos quieren un consejo rápido, un atajo. La pregunta correcta sería: “¿Crees que puedes mejorar tu velocidad de pies?”, o, tal vez, incluso “¿Importa siquiera la velocidad de pies?”

Esta reflexión debería llevarnos a la siguiente: ¿Tiene algo que ver la velocidad de pies con la agilidad? Me imagino entrenadores, deportistas y padres leyendo esto y pensando que me he vuelto loco. ¿Cuántas veces hemos escuchado que la velocidad mata? Creo que el verdadero problema se encuentra en relacionar directamente velocidad de pies con agilidad. En algunos casos tener pies rápidos puede hacer lento al deportista. Frecuentemente me encuentro la situación en la que tener pies rápidos va en detrimento de la velocidad del deportista. Muchos de nuestros atletas con pies rápidos son más lentos, o tienen menos aceleración, que otros con pies más lentos.

“Necesitamos trabajar fuerza y necesitamos trabajar potencia de las extremidades inferiores, y necesitamos trabajarlo a una sola pierna”

El problema reside en que los pies rápidos no suelen utilizar eficientemente el suelo para producir fuerza debido al escaso tiempo de contacto. Los pies rápidos pueden ser útiles si piensas andar sobre ascuas pero no sobre suelo firme. Piensa en el suelo como la base sobre la nace toda producción de velocidad. No es cuestión de lo rápido que muevo los pies sobre el suelo, o del tiempo de contacto, sino de la fuerza que aplico sobre el suelo para que este me propulse devolviéndome la misma fuerza pero en sentido contrario. Es una cuestión acción-reacción. Física básica. Esta es la razón por la que los atletas con mayor salto vertical suelen ser los más rápidos. Todo depende de la capacidad de generar fuerza contra el suelo.

En muchas ocasiones los entrenadores se enzarzan en debates donde algunos de ellos argumentan que el asalto vertical no tiene correlación con la velocidad de desplazamiento horizontal, pero años de acumulación de datos del Combine de la NFL difieren. En contra de lo que otros entrenadores puedan decir, los vectores no parecen tener una gran importancia. La verdad es que deberíamos estar más preocupados por el salto vertical que por la velocidad de pies. La cuestión es que si tienes pies rápidos pero no vas a ninguna parte con ellos de poco sirve.

“Puedes trabajar con escaleras y elásticos todo lo que quieras pero no dejará de ser como poner ruedas de carreras a un Ford Fiesta”

La mejor solución para mejorar la velocidad de pies si es lenta es conseguir piernas fuertes. Las piernas importan, no los pies. Piensa en la siguiente reflexión: Si eres rápido adelantando y poniendo el pie sobre el suelo pero fallas impulsándote con la pierna de atrás, apenas te moverás del sitio. la realidad es que un primer pie rápido es en realidad la consecuencia de un primer empujón fuerte con la pierna que debe impulsarnos. El trabajo de fuerza de las extremidades inferiores es la cura real para los pies lentos y la falta de velocidad y agilidad. La esencia del trabajo de velocidad de pies reside en la estabilidad y fuerza que somos capaces de ejercer de manera isolateral (con una sola pierna). También en la capacidad para aterrizar y amortiguar puesto que si no puedes frenar o decelerar tampoco puedes acelerar… al menos más de una vez.

Una de las teorías más habituales es la del magic drill (ejercicio de agilidad mágico). Esta teoría se fundamental en la creencia de que la mejora de velocidad de pies y agilidad no es una cuestión de trabajar la fuerza, potencia y estabilidad, sino que la clave reside en encontrar el ejercicio o gesto específico. Si creyera que efectivamente este ejercicio existe lo haríamos todos los días. La realidad es que todo se reduce a potencia. Una capacidad que mejora lentamente con el paso del tiempo. No hay atajos ni ejercicios mágicos.

“La esencia del trabajo de velocidad de reside en la fuerza que somos capaces de ejercer contra el suelo con una sola pierna”

¿Cómo conseguimos mejorar la velocidad (speed), rapidez (quickness) y agilidad? Por desgracia no tenemos más remedio que construirlo lentamente como siempre se ha hecho. Puedes trabajar con escaleras y elásticos todo lo que quieras pero no dejará de ser como poner ruedas de carreras a un Ford Fiesta. La clave reside en conseguir un motor con más caballos y mejores frenos. Al final, un buen entrenamiento siempre mejora la velocidad y agilidad. Necesitamos trabajar fuerza y necesitamos trabajar potencia de las extremidades inferiores, y necesitamos trabajarlo a una sola pierna.

Me encantan las escaleras de agilidad. Es una excelente herramienta para el calentamiento en múltiples planos. También facilitan la conexión cerebro-músculo y son ideales para el trabajo excéntrico y estabilidad. Pero las utilizamos menos de 5 minutos dos o tres veces por semana. No creo ni de lejos que las escaleras de agilidad sean una herramienta mágica para trabajar la velocidad y agilidad. Sin embargo, SI creo que es una pieza más del puzzle. Mucha gente pierde más de cinco minutos haciendo curls de bíceps pero, paradójicamente, tenemos constantemente largos debates sobre la utilidad y efectividad del trabajo de agilidad con escaleras.

En ocasiones es mejor utilizar la escalera, además del resto del entrenamiento de fuerza y potencia, antes que tener una discusión. Una alternativa posible es que alguien con “malos pies” utilice una comba y, entonces, tendremos a alguien con “malos pies” y tendinitis en el rotuliano.

Libro Michael Boyle

 Puedes adquirir el nuevo libro de Michael Boyle, “El entrenamiento funcional aplicado a los deportes” por primera vez en Español en cualquier librería o directamente en Amazon en este enlace.
También puedes ver el resto de sus artículos aquí.
Artículo por

Michael Boyle

Uno de los mejores preparadores físicos del mundo, de él dicen que fue el primero en hablar sobre entrenamiento funcional o que inventó el Combine Training. En un mismo año ganó como preparador físico las World Series de Baseball con los Boston Red Sox y el mundial de Hockey hielo con el equipo nacional de EEUU. Acaba de publicar, por fin, su tercer libro en Español.http://www.strengthcoach.com/


Ver más artículos de
Buscar en Entrenador!es
Artículo por:

Michael Boyle

Uno de los mejores preparadores físicos del mundo, de él dicen que fue el primero en hablar sobre entrenamiento funcional o que inventó el Combine Training. En un mismo año ganó como preparador físico las World Series de Baseball con los Boston Red Sox y el mundial de Hockey hielo con el equipo nacional de EEUU. Acaba de publicar, por fin, su tercer libro en Español.http://www.strengthcoach.com/


Ver más artículos de