Entrenador!es

Entrenador!es

Entrenador!es
Menu
Ir arriba

16 mayo, 2018

Modelos de periodización y planificación: De la teoría a la práctica

Modelos de periodización y planificación

La planificación del entrenamiento contempla la periodización o distribución temporal de las cargas, modulando la relación entre volumen e intensidad, entre otras muchas variables. Por ello, los modelos de periodización del entrenamiento tradicionales centrados en el medio y largo plazo, donde la relación entre volumen e intensidad suelen perdurar en el tiempo, son compatibles con aquellos deportes donde las competiciones son puntuales y/o escasas a lo largo de una temporada.

Por el contrario, otros deportes donde se compite una o varias veces por semana se emplean modelos de periodización contemporáneos donde la relación entre volumen e intensidad suelen variar mucho, y donde el cuerpo técnico debe adaptar constantemente los objetivos de la planificación a la realidad imperante, semana tras semana, día a díaEsto suele suceder en los deportes de equipo

“Todas las variables a tener en cuenta se ven alteradas al aparecer las lesiones”

Ahondando en los deportes de equipoaunque exista una planificación general con objetivos a medio y largo plazo, las estructuras menores como los microciclos (semana de trabajo) varían en función de diversas circunstancias como la carga del jugador durante la competición reciente (un ejemplo serían las diferencias entre titulares y suplentes)el calendario de competición, el estrés competitivo sufrido (ejemplo de un tenista que cae en primera ronda o llega a la final), los posibles desplazamientos (viajes y jet-lag como suele suceder en NBA)etc. Además, todas estas circunstancias se ven alteradas al aparecer las lesiones.

Las lesiones, crónicas o agudas, dependen en gran medida del estrés sufrido por lo que la carga de entrenamiento y competición debe estar perfectamente engranado en la planificación. Por esta razón, la planificación establecida desde un punto de vista teórico sufre modificaciones constantes en función de la realidad presente.

“En los deportes de equipo el cuerpo técnico debe adaptarse constantemente a la realidad imperante, semana tras semana, día a día”

Respecto a la evolución de los modelos de planificación, los modelos de periodización tradicionales tienen su origen en la Antigua Unión Soviética y los países del bloque del Este. Estos modelos apenas se usan en la actualidad, excepto en aquellos deportes donde el periodo sin competición es más largo y el cuerpo técnico tiene un mayor control de las variables de entrenamiento. A partir de estas propuestas surgen otros modelos como los de Charles Poliquin, Carmelo Bosco, González Badillo o Paco Seirul-lo, adaptados principalmente a contextos donde la cantidad de competiciones es elevada. Cada entrenador, en cada deporte y equipo, optará por un modelo en función de los objetivos, atletas, periodo competitivo, etc. Así, la planificación del entrenamiento es una referencia, una orientación, que va variando en función del día a día del atleta.

“El entrenamiento personal también debe ser considerado como un sistema abierto y modificable, pero no un proceso anárquico ni una mezcla de ejercicios realizados al azar”

En el marco del trabajo del entrenador personal también existe una planificación, donde cada ejercicio debe tener una justificación fisiológica. Este planteamiento hace que cada día el entrenamiento de un cliente varíe en base a criterios razonados y coherentes. No se concibe un entrenamiento y sus adaptaciones con sesiones que cambian cada día porque sí. Si entrenamos, podemos variar ejercicios en función de las limitaciones del cliente, de su estado de ánimo, de su descanso (sueño) o de su fatiga, etc. El entrenamiento debe generar adaptaciones en el organismo, de ahí la importancia de una planificación y una estructura justificada en cuanto al orden de ejercicios en la sesión, al igual que al manejo de volúmenes e intensidades. Si no hay orden, las mejoras serán escasas y habrá un elevado riesgo de sobrecarga o lesión.

Entrenar a un cliente a lo largo del tiempo requiere una planificación constante, racional y variada conforme a las características y circunstancias del día a día. En base a lo anterior, se entiende el entrenamiento como un sistema abierto y modificable, pero no un proceso anárquico ni una mezcla de ejercicios realizados al azar

Todo preparador físico y entrenador personal deberá programar en base a asegurar las adaptaciones estructurales (morfológicas) y fisiológicas deseadas, sin obviar la parcela emocional o satisfacción del cliente, pues debemos entender al sujeto como un ser holístico y no como una máquina que se limita a repetir movimientos o ejerciciosPor tanto, planificar es estructurar lo que harás el día siguiente en base a lo realizado el anterior, y lo que sucederá en el largo plazo en base a la evolución que poco a poco se va produciendo. Es fundamental atender a las características individuales del deportista, a su historial de lesiones, a las características de su deporte y, por supuesto, a sus metas y/o calendario de competición. 

Artículo por

Sara Tabares

Directora de PERFORMA Entrenadores Personales en Valencia, Máster Universitario en Actividad física y Salud, y directora del programa "Ser Saludable" y colaboradora de BeOk, ambos programas en Cadena SER.


Ver más artículos de
Buscar en Entrenador!es
Artículo por:

Sara Tabares

Directora de PERFORMA Entrenadores Personales en Valencia, Máster Universitario en Actividad física y Salud, y directora del programa "Ser Saludable" y colaboradora de BeOk, ambos programas en Cadena SER.


Ver más artículos de