Entrenador!es

Entrenador!es

Entrenador!es
Menu
Ir arriba

23 octubre, 2017

Músculos agonistas, antagonistas, sinergistas y estabilizadores

Músculos agonistas, antagonistas, sinergistas y estabilizadores

Algunos de los términos que antes aprende cualquier aficionado al entrenamiento de fuerza son agonista, antagonista y sinergista. Tras años trabajando como entrenador personal en Valencia he escuchado todo tipo de discrepancias entre aficionados pero también entre colegas.

Mediante esta categorización se pretende entender la función de cada uno de los músculos implicados en cada ejercicio o movimiento. No obstante, si queremos entender correctamente el entramado de músculos que propician la realización eficiente de cada gesto, posiblemente nos quedemos cortos con la concepción que tiene la mayoría de aficionados, y algunos entrenadores personales y preparadores físicos, del concepto de músculos agonista, antagonista, sinergista y estabilizador.

Para explicarlo de manera sencilla utilizaré un ejercicio tan sencillo como la extensión de rodilla en máquina. Ejercicios más útiles y complejos como la sentadilla o peso muerto abriría un debate que nos alejaría del propósito original de este artículo que no es más que entender correctamente los diferentes conceptos y términos.

Músculos agonistas

Los músculos agonistas son los responsables de la acción principal del movimiento. Si tuviéramos a mano un electromiógrafo sería aquellos músculos que soportan la mayor parte del protagonismo. Debido a que no hay un límite que claro que marque la diferencia entre actor protagonista y secundario, la línea que diferencia entre agonista y sinergista es fina y no siempre clara.

En el caso de la extensión de rodilla en máquina los principales serían cuádriceps femoral: recto anterior (o recto femoral), vasto medial  (o interno), vasto lateral (externo), vasto intermedio (crural) y articularis de la rodilla.

Músculos antagonistas

Los músculos antagonistas realizan la acción contraria al agonista. Se oponen a la acción del movimiento pero no lo suficiente como para impedir el movimiento. Tampoco se inhiben completamente debido a que su co-contracción, así como el correcto juego de tensiones entre los músculos que actúan a ambos lados (agonistas vs. antagonistas) es necesario para mantener estable el eje de rotación alrededor del cual sucede el movimiento. 

En este caso serían los isquiotibiales o isquiosurales: bíceps femoral, semitendinoso y semimenbranoso. El glúteo mayor se consideraría flexor de rodilla y, por tanto, un antagonista en este ejercicio debido a que se inserta en la banda iliotibial y, por tanto, cruza el eje de flexión de la articulación. Se deberían añadir también los gastrocnemios, ya que son flexores de rodilla, poplíteo, plantaris.

Músculos sinergistas y estabilizadores

Los músculos estabilizadores siempre serán sinergistas, puesto que sólo de las sinergias (de ahí el término sinergista) que surgen del trabajo conjunto es posible el movimiento eficiente y controlado. Sin embargo, no todos los sinergistas serán estabilizadores. Estabilizador será aquel que, gracias a la disposición geométrica de sus fibras, tendrá capacidad para mantener la alineación en la articulación y estable el eje de rotación.

En el caso de la extensión de rodilla tendríamos como estabilizadores a todos los antagonistas que,  debido a que el eje de flexión es virtual y no físico, deben mantener la estabilidad de dicho eje. En caso de que el eje fuera físico, como por ejemplo la rueda en un carro de caballos, o en un monopatín atravesando los rodamientos, los músculos antagonistas no serían necesarios para este propósito, debido a que el eje fijo mantendría la posición. Puesto que las articulaciones de los seres vivos no cuentan con un eje físico fijo, son los propios músculos, concretamente los antagonistas, quienes deben encargarse de mantener la estabilidad de la articulación creando un eje virtual sobre el que se produce la rotación.

Los estabilizadores serían: poplíteo, el tensor de la fascia lata (TFL), gastrocnemio, sartorio, grácil y plantar. Además, si partimos de la base, tal y como se explica, de que los músculos antagonistas tienen un papel determinante a la hora de crear y mantener estable un eje de rotación imaginario sería necesario introducir en esta categoría el resto de flexores de rodilla como semitendinoso, semimenbranoso y biceps femoral.

Como veis no es tan sencillo como muchos creen. No obstante, aunque pueda parecer complicado conocer el nombre de cada uno de los músculos implicados, lo realmente importante es entender el papel que cumple cada uno de ellos en la realización de movimientos armónicos, precisos y eficientes. Entendido esto, ya tendremos tiempo de preguntarles y recordar nombre y apellidos sabiendo que, en todo caso, siempre tendrá una importancia menor.

Sara Tabares es entrenador personal en Valencia, directora de PERFORMA Entrenadores Personales y del programa Ser Saludable en Cadena SER. Puedes leer el resto de sus artículos aquí.
Artículo por

Sara Tabares

Directora de PERFORMA Entrenadores Personales en Valencia, Máster Universitario en Actividad física y Salud, y directora del programa "Ser Saludable" y colaboradora de BeOk, ambos programas en Cadena SER.


Ver más artículos de
Buscar en Entrenador!es
Artículo por:

Sara Tabares

Directora de PERFORMA Entrenadores Personales en Valencia, Máster Universitario en Actividad física y Salud, y directora del programa "Ser Saludable" y colaboradora de BeOk, ambos programas en Cadena SER.


Ver más artículos de