Entrenador!es

Entrenador!es

Entrenador!es
Menu
Ir arriba

30 octubre, 2017

Ejercicios hipopresivos y disfunciones del suelo pélvico

Ejercicios hipopresivos y disfunciones del suelo pélvico

Los ejercicios hipopresivos o gimnasia abdominal hipopresiva es una técnica desarrollada por Marcel Caufriez, fisioterapeuta belga, en los años 80. Sus defensores aseguran que es una técnica efectiva para multitud de propósitos, siendo el trabajo de los músculos del suelo pélvico uno de los principales. No existe en nuestro país un entrenador personal, preparador físico o fisioterapeuta que no haya oído hablar de ello. 

Se ha relacionado los músculos del suelo pélvico, cuando no ejercen correctamente su función, con incontinencia urinaria y prolapsos. Ya en los años 40 Arnold Kegel observó dicha relación y desarrolló un sistema de ejercicios muy básicos, fáciles de entender, y ejecutar correctamente para trabajar y mejorar el funcionamiento del suelo pélvico. A día de hoy, el nivel de evidencia de los ejercicios de Kegel para este propósito es 1A, el mayor existente. No ocurre lo mismo con los ejercicios hipopresivos o gimnasia abdominal hipopresiva.

Es responsabilidad y obligación del profesional aconsejar el mejor tratamiento para un determinado diagnóstico. También si el objetivo es preventivo. En función de la evidencia existencia se pueden establecer diferentes líneas de tratamiento o actuación. La primera línea siempre es aquella que ha demostrado ser más efectiva según la evidencia del momento. En caso de que no funcione, el profesional puede decidir sustituir o añadir líneas siguientes. Lo mismo ocurre con cualquier enfermedad y su tratamiento.

El pasado 16 de Octubre, el British Journal of Sports Medicine (BJSM), la revista especializada en medicina deportiva del British Medical Journal (BMJ), publicaba un editorial de Saúl Martín-Rodríguez y Kari Bo titulado “Is abdominal hypopressive technique effective in the prevention and treatment of pelvic floor dysfunction? Marketing or evidence from high-quality clinical trials?“. En dicho artículo, se valoraba la evidencia actual de los ejercicios hipopresivos o gimnasia abdominal hipopresiva para el tratamiento y prevención de Incontinencia Urinaria y prolapsos de órganos del suelo pélvico, las principales disfunciones que podemos encontrar cuando los músculos encargados no realizan correctamente su función.

Los autores realizaron una búsqueda en los principales índices (PubMed, Sports Discus, Web of Science, Physiotherapy Evidence Database (PEdro) y Scopus) y sólo encontraron dos estudios. Además, solo uno de ellos era un RCT (Randomized Controlled Trial), un formato que supone el máximo nivel de evidencia después de las revisiones sistemáticas y metanálisis. Para aquellos que no lo sepan, la evidencia científica se fundamenta en este tipo de estudios. Niveles inferiores de evidencia sirven como preámbulo. NO todos los estudios aportan el mismo nivel de evidencia, así como no sirve la publicación en cualquier medio o revista. De ser así, sería fácil contaminar la evidencia con estudios diseñados para obtener los resultados deseados, que después se publicarían en revistas donde no hay ningún tipo de revisión y el único requisito es pagar el fee correspondiente (pay-per-publish).

Como iba diciendo, de los dos estudios encontrados, ninguno encontró una mayor efectividad de los ejercicios hipopresivos o gimnasia abdominal hipopresiva en el tratamiento y/o prevención de las disfunciones de suelo pélvico frente a los clásicos ejercicios de Kegel, mucho más sencillos de aprender y realizar. Por esta razón, los autores concluyen argumentando que no hay evidencia que avale sus supuestos beneficios, así como tampoco la hay para justificar su recomendación por parte de los profesionales.

“To date, the Abdominal Hypopressive Technique lacks scientific evidence to support its benefits… We conclude that at present, there is no scientific evidence to recommend its use to patients

La razón por la que hemos tardado algo menos de dos semanas en publicar este artículo es porque, paralelamente, hemos llevado a cabo nuestra propia investigación que, aunque carece de la más mínima validez científica, apoya nuestra teoría. Nada más publicarse el editorial de Saúl Martín-Rodriguez y Kari Bo en el BJSM, abrimos un tema en el foro de strengthcoach.com preguntando por la opinión de los participantes sobre los hipopresivos o gimnasia abdominal hipopresiva. En dicho portal, gestionado por Michael Boyle, se reúnen algunos de los mejores entrenadores personales, preparadores físicos y fisioterapeutas de EEUU, con una alta presencia internacional. El objetivo es compartir conocimiento, así como dudas, de manera que se puedan potenciar las sinergias propias de poner en contacto a un gran número de profesionales de todo tipo de disciplinas relacionadas con las profesiones del deporte. Sólo uno de los participantes, Portugués, conocía el sistema. El resto, ninguno conocía el método, ni siquiera habían oído hablar de él.

¿Por qué en nuestro país, y unos pocos más, todos los entrenadores personales, preparadores físicos y fisioterapeutas conocemos o hemos oído hablar de los ejercicios hipopresivos pero no en EEUU? No puede deberse a la novedad del sistema puesto que tiene más de 3 décadas, máxime en la era actual donde, a través de internet, todo el primer mundo tiene acceso a la última información en tiempo real. ¿No les interesa a los profesionales del deporte en EEUU prevenir las disfunciones del suelo pélvico en sus deportistas?

Cuando algo así ocurre, la única explicación posible es que alguien ha realizado una buena labor de promoción comercial en los países donde los profesionales mayoritariamente lo conocen. Estos promotores suelen ser los mismos que ofrecen las formaciones y que han llegado a un acuerdo económico con quien posee los derechos de explotación, normalmente el creador. En función de su capacidad comercial, conseguirán que sea más o menos conocido. Una razón que, en vista de la evidencia actual, tal y como describe el editorial del BJSM, nada o poco tiene que ver con su verdadera efectividad. 

Sara Tabares es entrenador personal en Valencia, directora de PERFORMA Entrenadores Personales y del programa Ser Saludable en Cadena SER. Puedes leer el resto de sus artículos aquí.
Artículo por

Sara Tabares

Directora de PERFORMA Entrenadores Personales en Valencia, Máster Universitario en Actividad física y Salud, y directora del programa "Ser Saludable" y colaboradora de BeOk, ambos programas en Cadena SER.


Ver más artículos de
Buscar en Entrenador!es
Artículo por:

Sara Tabares

Directora de PERFORMA Entrenadores Personales en Valencia, Máster Universitario en Actividad física y Salud, y directora del programa "Ser Saludable" y colaboradora de BeOk, ambos programas en Cadena SER.


Ver más artículos de